Reseña Historica

La Historia del Parlamento sucrense se remonta a la época de la declaración de la independencia de Venezuela en el año 1811, cuando a raíz de las transformaciones políticas surge el 15 de mayo la primera Asamblea Legislativa del país. Entre todos los representantes o diputados que intervinieron en esta Asamblea eligieron al Dr. José María Vargas Presidente.

La primera Asamblea Legislativa de la Provincia de Cumaná, estaba inspirada en el principio de la separación de los Poderes. Su presencia ha contribuido a la integración y consecución de los objetivos democráticos, con atribuciones contralora y fiscalizadora de la gestión gubernamental. Sufrió un receso de casi 100 años, desde 1848 hasta 1947, tras perder su esencia popular, representativa, deliberante e independiente.

El Referéndum Consultivo Popular celebrado el 15 de diciembre de 1999 aprobó la entrada en vigencia de la actual Constitución y con ello la eliminación de las Asambleas Legislativas, creando las Comisiones Legislativas Regionales que ejercerían funciones transitorias a partir del 23 de enero de 2000. Sus integrantes fueron escogidos por la Asamblea Nacional Constituyente, con el fín de relanzar el poder legislativo estadal, con la posterior creación de los Consejos Legislativos Regionales, los cuales presentarían una redefinición en su estructura de organización y funcionamiento, dirigida a combinar los elementos necesarios para una efectiva producción legislativa.

El 12 de febrero de 2000 se instala La Comisión Legislativa del Estado Sucre, siendo sus miembros principales los ciudadanos: Jesús Molina Villegas, (electo por unanimidad como Presidente); Luis Ortiz; Luis Alvarado; Asdrúbal Duarte y Alexis Ramírez.

El 11 de agosto del mismo año, cumplido el proceso transitorio por la Comisión Legislativa del Estado Sucre, se dio paso a la toma de posesión del nuevo cuerpo de legisladores, electos por la vía del sufragio para integrar la Cámara del Consejo Legislativo del Estado Sucre y hasta la fecha siendo electos por períodos constitucionales de cuatro años.